domingo, 29 de enero de 2017

El linaje Maldonado de Guevara en Portillo (1599-1768)

Realizo el presente estudio por indicación de los amigos de la Delegación Local en Portillo (Valladolid) de la Asociación Española de Amigos de los Castillos, quienes desean tener documentados los escudos de armas que aún se conservan empotrados en la Calle Colegio número 5  de dicha localidad vallisoletana.

Según nuestras investigaciones, dichos escudos corresponden al matrimonio formado por Fernando Maldonado de Guevara y Leiva Fonseca, y Feliciana María Pimentel y Leiva. El primero corresponde al linaje Maldonado de Guevara, dividido en dos mitades simétricas: en la primera, cinco flores de lis doradas; en el resto del campo, cuartelado en cruz, aparecen las armas de Guevara –aunque con ciertas variaciones-: primero y cuarto cuarteles, dos bandas de gules; segundo y tercero, en campo de gules, cinco panelas de plata puestas en sotuer.[1]

Fotografía de Carlos Arranz Santos


El otro escudo, cuarteado en cruz, enlaza tres linajes: primer cuartel aparece el castillo de los Leiva; segundo y tercero, las armas de Pimentel, cinco veneras de plata puestas en sotuer –aparecen mal dispuestas en el tercer cuartel, posiblemente por falta de espacio-; cuarto cuartel, distintivo de las armas de Fonseca, en campo de oro cinco estrellas de gules puestas en sotuer.

Fotografía de Carlos Arranz Santos


Volviendo a la pareja reflejada en los escudos: Fernando Maldonado de Leiva y Fonseca, y Feliciana María Pimentel de Leiva y de Aguilar, contrajeron matrimonio el 26 de julio de 1676 en la Iglesia de San Juan, Portillo.[2] Además de la correspondencia de los apellidos con los cuarteles, dichas fechas corresponden con la datación del Profesor de la Universidad de Valladolid, don Luis Vasallo, quien sitúa los escudos entre finales del s. XVII y principios del XVIII.[3]

Respecto a Fernando disponemos de algunos detalles biográficos. Además de Portillo, fue vecino muchos años de Coca (Segovia)[4], quizás vinculado al Castillo fundado por los arzobispos Fonseca, parientes próximos de los Fonseca de las Tercias de Badajoz, antepasados directos de Fernando Maldonado y por cuya ascendencia disfrutaba del mayorazgo de Peñarrubias[5] en Segovia.

Conforme posteriores alegaciones judiciales de su hijo Ignacio Manuel[6] –de quien trataremos más adelante-, Fernando pleiteó con Manuel Nieto de Porras, marido de Antonia de Botello, sobre el Patronato de la Capilla Mayor y Capellanías, que en la Iglesia Parroquial de San Miguel de Valladolid fundó Mencía de Guevara. Por la sentencia de revista del año 1686 se declaró a Fernando por Patrono de dicha Capilla, junto con Manuel Nieto, a quien se condenó a pagar a Fernando y sus sucesores ochenta fanegas de pan, en virtud de la manda especial de doña Mencía, según ejecutoria del año 1546, y otras cien fanegas por el Patronato, según ejecutorias de 1558 y 1603.

Mencía de Guevara, esposa del licenciado Bernardino de los Ríos, fundó el linaje Maldonado de Guevara al instituir en 1529 heredero universal a su sobrino Francisco de Maldonado –antepasado directo en quinto grado de Fernando-, razón por la cual se adhirió el Guevara al apellido, vinculado a la posesión del señorío de Hernancobo (Salamanca) y las referidas capellanías de San Miguel. Las primeras generaciones del linaje estarán avecindadas en Segovia y se desplazarán a la actual provincia de Valladolid a finales del s. XVI. Así, los bisabuelos de Fernando, Juan Maldonado de Guevara, segundo de dicho nombre, y Catalina de San Martín bautizan en San Miguel a sus hijos Paula Maldonado de San Martín -7 de julio de 1573- y Antonio Maldonado de San Martín -11 de septiembre de 1574-. Pendiente de confirmar, parece que Juan contrajo segundo matrimonio con María Pimentel de Prado con quien vivía en Mayorga (Valladolid) en 1594. De esta época destacamos los primeros enlaces de Maldonado de Guevara con Pimenteles y Obregones, lo que se repetirá con Fernando Maldonado y su padre Diego Maldonado de Guevara, segundo de este nombre, como veremos.

Tras Juan II continúa la línea Diego Maldonado de Guevara, primero de dicho nombre y abuelo de Fernando Maldonado, primera generación documentada en Portillo. Diego contrae matrimonio con Antonia Velázquez de Adas el 14 de abril de 1598 en la Catedral de Valladolid, aunque parece hicieron su vida en Portillo, en cuya Iglesia de Santa María la Mayor bautizaron a varios hijos: Micaela Maldonado Velázquez -15 de mayo de 1599-, Juan Maldonado Velázquez -15 de febrero de 1601 y de quien consta residencia en Portillo-, y Diego Maldonado de Guevara –segundo de este nombre y padre de Fernando-, 20 de marzo de 1602. Suponemos que Juan moriría sin descendencia ya que la línea siguió con su hermano pequeño Diego.

El Archivo del Territorio Histórico de Álava conserva una escritura de venta de una viña otorgada por Diego Maldonado de Guevara y su mujer Antonia Velázquez, vecinos de Portillo, a favor de Francisco Velázquez de Obregón, vecino de dicha villa, a 1 de julio de 1612.[7] Suponemos que Antonia y Francisco eran parientes entre ellos así como respecto a los Velázquez afincadas en la vecina Íscar, a una cuyas ramas “pertenecieron Pedro y Hernán Velázquez de Obregón, que fueron hombres de armas del Rey Nuestro Señor en la compañía del Marqués de Priego”.[8]

Coetáneo a esta familia, consta en Portillo un Diego Maldonado casado con Antonia de Jesús cerca de 1610.  Tuvieron numerosa descendencia bautizada en Santa María la Mayor: María Maldonado Jesús -9 de mayo de 1611-; Alonso Maldonado Jesús -3 de mayo de 1613-; Felipe y Pedro Maldonado Jesús -11 de mayo de 1615–, entendemos que mellizos o gemelos; Francisco Maldonado Jesús -26 de agosto de 1616-; Manuel y Antonio Maldonado Jesús -15 de mayo de 1622-, parece segunda pareja de mellizos o gemelos. Esta familia bien pudiera tratarse del segundo matrimonio de Diego I Maldonado de Guevara, a pesar de que conste escritura de venta otorgada por su primera mujer en 1612 –quizás su marido, quien también aparece en la documentación, utilizó un poder otorgado antes del fallecimiento-.

Sea como fuere, a Diego le continuó su hijo Diego Maldonado de Guevara, el segundo, también afincado en la zona de Valladolid, en cuya Iglesia de San Miguel -vinculada a la familia desde 1529-, contrajo matrimonio con Isabel de Leiva en la Iglesia de San Miguel (Valladolid) el 28 de junio de 1624. Isabel era hija de Francisco de Leiva y Catalina de Obregón, apellido este último que aparecía vinculado a los Maldonado de Guevara desde su abuelo Juan el segundo a finales del s. XVI.

A Diego le sucedería su hijo Fernando Maldonado, protagonista de los escudos portillanos. Por la misma época aparece Manuel Maldonado y Guevara –al que creemos familiar próximo-, casado con María de Cisneros y Herrera. Tuvieron varios hijos bautizados en Valladolid: Sebastiana Maldonado de Cisneros -San Miguel, 31 de enero de 1650-; Juan Maldonado Cisneros -San Julián, 4 de enero de 1657-; Antonio Maldonado de Cisneros -San Miguel, 23 de diciembre de 1658-; Juana Maldonado de Cisneros -San Miguel, 21 de julio de 1664-. También tuvieron a Diego Maldonado, nacido en Valladolid, donde se casó con Mariana de la Peña el 31 de enero de 1678, en San Esteban. Mariana, nacida en Ledesma, era hija de Luis Enríquez de la Peña –apellidos vinculados a Juan segundo Maldonado de Guevara- y María González.

Una vez analizada la ascendencia de Fernando, documentada en Portillo desde 1599 como vimos más arriba, queda diseccionar las raíces de su mujer, Feliciana Pimentel, la otra protagonista de los escudos de calle Colegio número 5. Feliciana María Pimentel de Leyba y de Aguilar, hija de Jerónimo Pimentel y Leyba, y Petronila de Aguilar. El padre de Feliciana, Jerónimo Pimentel, nació el 1 de abril de 1632 y bautizado el 8 de abril en San Juan (Portillo). Hijo Jerónimo de Luis Pimentel de Prado y Mariana de Leyba, tuvo varios hermanos bautizados en la misma iglesia portillana: Teresa Pimentel de Leyba -30 de agosto de 1627-; Ignacio Bernardo Pimentel de Leyba -6 de junio de 1629-; y Luisa Pimentel de Leiva -29 de julio de 1633-.

Resulta muy probable que estos Pimenteles estuviesen emparentados con los Condes de Benavente, de igual apellido y ligados a Portillo y su castillo desde finales del s. XV.[9] Con el enlace entre Fernando Maldonado y Feliciana Pimentel se replica la vieja alianza matrimonial entre los Maldonado y los Pimentel de Salamanca, que dejó imborrable impronta con la Casa de las Conchas. El linaje Maldonado de Guevara reeditará vínculos tradicionales de su tronco salamantino tanto en Segovia como en Valladolid: con los Acevedo, con el matrimonio de Francisco Maldonado de Guevara –primero en ostentar el apellido- y Leonor de Acevedo, finales s. XV; con los Fonseca, con el matrimonio de Juan Maldonado de Guevara, primero de dicho nombre, e Isabel de Peralta, hija del licenciado Sebastián de Peralta y María de Tordesillas y Ulloa Fonseca, de quienes heredaron el Señorío de Peñarrubias (Segovia); y con los Pimentel, que aparecen entroncados con los Maldonado de Guevara en diferentes localidades de Valladolid desde finales del s. XVI hasta la segunda mitad del s. XIX.

También resalta la aparición del apellido Leiva, tanto en Fernando como en Feliciana –quizás los propios cónyuges estuvieran emparentados-: Fernando, hijo de Isabel de Leiva; Feliciana, hija de Jerónimo de Pimentel y Leiva. Ya fuese por herencia materna de Fernando, ya fuese por herencia paterna de Feliciana, los Maldonado de Guevara disfrutarían del mayorazgo de Zúñiga de Avellaneda en Cogeces de Íscar, al menos hasta el nieto de Fernando, Martín Maldonado de Guevara y Leiva Fonseca, quien lo poseía en 1730[10] -trataremos más adelante su figura-.

Según cuenta el historiador Arranz[11], fundó el mayorazgo don Juan de Zúñiga y Avellaneda, antiguo consejero y amigo del rey Carlos I, casado con doña Estefanía de Requesens. El heredamiento incluía diversos bienes sitos en Cogeces: una casa con su cerca, un molino cercano a la ermita de la Magdalena, una ribera junto al Cega[12] y diversas tierras de pan llevar. En un momento indeterminado el mayorazgo pasó a la familia de Guevara y Leiva, cuyo escudo se conserva en la puerta exterior, y de allí a los Maldonado de Guevara y Leiva.

Los fundadores fueron padres de Luis de Requesens, tutor de don Juan de Austria.[13] Destacó también el hermano mayor del fundador, don Francisco, Conde de Miranda y ayo principal del rey Felipe II. Hija de Luis, le sucedió Mencía de Zúñiga y Requesens,[14] casado en segundas nupcias -1582- con Juan Alonso Pimentel de Herrera, Conde y Duque de Benavente, quienes tuvieron a Juan, María, Manuel, Jerónimo y Diego de Pimentel. Si tenemos en cuenta que Feliciana ostentaba tanto el Pimental como el Leiva, y que la casa de Calle Colegio es conocida como de los Condes de Benavente, creemos que Feliciana de Pimentel descendía de dicha familia, y por su herencia disfrutaron los Maldonado de Guevara del mayorazgo en Cogeces de Íscar.

Por otro lado, y volviendo a Luis Pimentel de Prado, abuelo paterno de Feliciana, le creemos familia directa de Lorenzo Pimentel de Prado casado con Antonia Abad, padres de Antonio Vicencio Pimentel Abad, bautizado en San Nicolás de Bari (Valladolid) -18 de julio de 1611-. A su vez, es posible que su rama estuviese entroncada con el matrimonio formado por María Pimentel de Prado[15] y Juan de Obregón[16], quienes bautizaron a su hijo Luis de Obregón el 3 de febrero de 1599 en San Miguel Arcángel, Villalón de Campos, también actual provincia de Valladolid.

Jerónimo, padre de Feliciana, contrajo matrimonio en la Iglesia de San Juan (Portillo) con Petronila de Aguilar, hija de Matheo de Aguilar y Francisca López, el 6 de octubre de 1650. Bautizaron al menos cuatro hijos en San Juan: José Pimentel de Aguilar, nacido el 21 de julio de 1654 y bautizado el 3 de agosto –quizás corresponda con José Pimentel de Prado que casó con Catalina López Hernández, padres de Manuela Pascuala José Pimentel López, bautizada el 4 de abril de 1671 en San Pedro de Tordesillas (Valladolid)-; Jerónimo Pimentel de Aguilar, nacido el 26 de mayo de 1656 y bautizado el 8 de junio; Francisco Pimentel de Aguilar, nacido el 3 de mayo de 1661 y bautizado el 13 de mayo –parece se casó con Francisca de Cárdenas, padres de Petronila María Pimentel de Cárdenas, bautizada el 23 de mayo de 1686 en San Juan-; y María Josefa Pimentel de Aguilar, nacida el 22 de marzo de 1663, y bautizada el 5 de abril.

Al contrario que sus hermanos, Feliciana María, nacida el 9 de junio de 1652,[17] fue bautizada en San Esteban (Portillo) -el 20 de junio de 1652-, aunque contrajo matrimonio con Fernando Maldonado de Guevara en San Juan -26 de julio de 1676-. La pareja tuvo al menos cuatro hijos, bautizados todos en Santa María la Mayor de Portillo:

1) María Teresa Maldonado Pimentel, nacida el 23 de septiembre de 1677 y bautizada el 15 de octubre. Esta María Teresa o una hermana suya llamada María –aunque creemos eran la misma persona- contrajo matrimonio con Luis de Cárdenas y Vadillo Domínguez, teniendo al menos los siguientes hijos bautizados en Santa María la Mayor: Laurencia Cárdenas Maldonado -20 de agosto de 1696-; Bernarda Cárdenas Maldonado -5 de septiembre de 1699-; y Manuel Antonio Fernando Javier Cárdenas Maldonado -13 de junio de 1715-. Éste último o un hermano suyo llamado Antonio, contrajo matrimonio con María Beltrán y Lugo, con al menos dos hijos bautizados en Portillo: María Francisca de Sales de Cárdenas y Maldonado, nacida el 29 de enero de 1731 y bautizada en el Salvador el 6 de febrero; Juan Antonio José Cárdenas Beltrán, nacido el 24 de junio de 1732 y bautizado en Santa María la Mayor, el 29 de junio.

2) Ignacio Manuel Maldonado de Guevara, que sigue la línea. Nacido el 1 de febrero de 1680 y bautizado el 12 de febrero.

3)  Fernando Maldonado Pimentel, bautizado el 26 de octubre de 1681.

4) Isabel Maldonado Pimentel, bautizada el 16 de septiembre de 1685.

Como hemos visto, a Fernando le sucedió Ignacio Manuel Maldonado de Guevara, Señor de Peñarrubias y la Cabra[18], así como regidor perpetuo de la villa de Portillo. Ejerció muy joven de alguacil mayor de la villa de Madrigal de las Altas Torres (Ávila) hasta ser sustituido por Jerónimo Díaz en nombramiento firmado por Felipe V en Corella a diez de julio de 1711.[19]

Ignacio Manuel contrajo matrimonio con María Luengo de Mendoza, de una prominente familia de Madrigal:[20] su abuelo el regidor Francisco García Rivadevilla (fallecido el 15 de mayo de 1661) contrajo segundas nupcias con Catalina de Mendoza (fallecida el 26 de marzo de 1664), y tuvieron entre otros a María García de Rivadevilla (nacida el 27 de mayo de 1630, fallecida en 1670). María se casó con el también regidor de Madrigal Pedro Luengo de Loa (fallecido el 23 de enero de 1690) y tuvieron hasta diecisiete hijos apellidados Luengo de Mendoza. De la extensa progenie, además de María, mujer de Ignacio Maldonado, destacamos a Simón Luengo de Mendoza (nacido el 14 de diciembre de 1669), cuya descendencia volverá a entroncar con los Maldonado de Guevara; y Juan Luengo de Mendoza (nacido el 19 de octubre de 1663), prebendo de la Catedral de Ávila y de cuya capacidad para dormir sin interrupción durante varios días seguidos dejó constancia el médico de Cámara y prolífico escritor Francisco Suárez de Ribera.[21]

Del matrimonio entre Ignacio Manuel y María Luengo de Mendoza nacieron al menos los siguientes hijos:

1) Martín Maldonado de Guevara y Leiva Fonseca, que sigue la línea.

2) Josefa Joaquina Maldonado Luengo. Contrajo matrimonio el 2 de febrero de 1722, en Santa María la Mayor (Portillo), con Gaspar de Aguilar y Contreras, hijo de homónimo y María Rodríguez.

3) Alonso Agustín Maldonado Luengo. Bautizado en San Martín, Cogeces de Íscar (Valladolid) el 6 de septiembre de 1704; fallecido el 31 de diciembre del mismo año, enterrado en Santa María la Mayor.

4) María Teresa Maldonado Luengo. Nacida el 15 de marzo de 1706 y bautizada en Santa María la Mayor el 24 de marzo. Fallecida el 10 de abril de 1706, enterrada en Santa María la Mayor.

5) Ignacio Francisco Maldonado Luengo. Bautizado en Santa María la Mayor el 24 de marzo de 1706 como su hermana Teresa, debió ser un extraño caso de gemelos o mellizos del mismo sexo. Falleció el 28 de octubre de 1707, enterrado en Santa María la Mayor.

6) Francisco Ignacio Maldonado Luengo. Nacido el 15 de febrero de 1708, fue bautizado el 6 de marzo de 1708 en Santa María la Mayor. Falleció el 14 ó 19 de septiembre de 1708, enterrado en Santa María la Mayor.

7) [Nombre desconocido] Maldonado Luengo. Nacido en 1709 y fallecido el 25 de marzo del mismo año, enterrado en Santa María la Mayor.

8) Tomasa Maldonado Luengo, nacida el 18 de septiembre de 1710, bautizada el día 23 en Santa María la Mayor. Contrajo matrimonio el 18 de octubre de 1741, en Santa María la Mayor, con Joaquín de Orozco Dávila, hijo de Francisco de Orozco y Brizeno, y María Josefa Ruiz Dávila y Tello. Tomasa aparece junto a sus hermanos Martín y Juan como única descendencia supérstite en el testamento de su padre otorgado en 1730. Su sobrina Antonia, hija de Martín, se casará con su cuñado José de Orozco, como veremos más abajo-.

9) Juan Maldonado Luengo. Aparece junto a sus hermanos Tomasa y Martín como única descendencia supérstite en el testamento de su padre otorgado en 1730. Creemos corresponde con Juan Manuel Maldonado y Leyva, quien pleiteó con Agustín Luengo de Mendoza, vecino de Madrigal de las Altas Torres, sobre la sucesión del vínculo formado por Juan Luengo de Mendoza, canónigo que fue de la Catedral de Ávila –‘el Dormilón mencionado más arriba-. Sobre los autos recayó ejecutoria en 1768, donde aparecía Juan Manuel avecindado en Portillo.

Hemos mencionado en varias ocasiones el testamento de Ignacio Manuel[22], del que disponemos de fotografías gracias a la amabilidad de Carlos Arranz Santos. Fue otorgado en 1730 una vez fallecido el causante, en virtud de un poder notarial previo, por su mujer y por el presbítero de Portillo don Francisco Pimentel y Leyba, a quien situamos como pariente cercano a juzgar por los apellidos y el apoderamiento. A resultas del testamento, sabemos que mandó ser enterrado debajo de un retablo situado en la capilla a la izquierda del altar mayor de Santa María la Mayor, Portillo. Algunos familiares hicimos una visita en 2015 a la Iglesia, donde conversamos con las amables mujeres que la custodian. Desde entonces estas guardianas del patrimonio portillano nombran a la capilla como de los Maldonado.

A Ignacio Manuel le sucedió su hijo Martín Maldonado de Guevara y Leiva Fonseca, último cabeza del linaje que vivió en Portillo y primero en trasladarse a Íscar[23], por su matrimonio con María Petronila de Cieza y Heredia. Su padre, Rodrigo de Cieza, pertenecía un linaje asentado en Íscar desde al menos 1423;[24] mientras que la familia de su madre, María Josefa Tapia y Espinosa, tenía vínculos con un mayorazgo en Medina del Campo (Valladolid).

En las capitulaciones matrimoniales, Ignacio Manuel ofrece a su hijo Martín cada año cien fanegas de pan, mediado trigo y cebada, lo que importen galas, joya y bujería de casa para la señora María y cinco doblones para que puedan comprar algún homenaje de casa. Don Rodrigo aporta la renta de su heredad de Alcazarén (Valladolid) y alimentos hasta octubre.[25] El matrimonio tuvo numerosos hijos:

-      1) Antonia María Maldonado de Guevara y Cieza. Nacida el 4 de noviembre de 1726 y bautizada el día 11 en San Pedro, Íscar. Contrajo matrimonio con José Jerónimo de Orozco Dávila y Tello –entendemos emparentado con la tía de su mujer, Tomasa Maldonado Luengo, de quien ya dijimos se casó con Joaquín de Orozco Dávila-. Antonia y José se establecieron en Portillo, en cuya parroquia del Salvador bautizaron al menos a dos hijos: Antonio Manuel Rafael de Orozco y Maldonado, nacido el 12 de junio de 1744 y bautizado el 17 de junio; y Teresa María de Orozco y Maldonado, nacida el 19 de febrero de 1757 y bautizada el 27 de febrero.

-        2) Ignacio Rodrigo Maldonado de Guevara y Cieza. Nacido el 18 de noviembre de 1728 y bautizado el 28 de noviembre en Santa María la Mayor de Portillo.

-      3) Manuel Francisco Antonio Ignacio Rodrigo Maldonado de Guevara y Cieza, que sigue la línea. Nacido el 24 de diciembre de 1741 y bautizado el 6 de enero de 1742 en San Pedro, Íscar.

-          4) Francisco Antonio de Paula Maldonado de Guevara y Cieza. Nacido el 25 de noviembre de 1743 y bautizado el 3 de diciembre de 1743 en San Pedro, Íscar.

Y aquí terminan las referencias documentadas de los Maldonado de Guevara en Portillo, que abarcan 169 años: desde el bautizo de Micaela Maldonado Velázquez en Santa María la Mayor el 15 de mayo de 1599, hasta la ejecutoria del pleito litigado por Juan Manuel Maldonado y Leyva –vecino portillano en 1768- por el vínculo de los Luengo. Las ramas principales del apellido continuarán en la provincia de Valladolid (Rueda, Íscar y La Seca) desde donde partirán a finales del siglo XIX a Madrid y Salamanca.

Aprovechamos para reiterar nuestro agradecimiento a los Amigos de los Castillos en Portillo por su magnífica y desinteresada labor. Reconocimiento y cariño que deseamos hacer extensivo a las señoras que guardan la Iglesia de Santa María la Mayor, así como todos los cronistas, historiadores e investigadores nombrados, amigos sin los cuales no hubiera sido posible el presente estudio, que con humildad nos ilusiona pensar contribuye al conocimiento de la historia portillana.



Autor: Rafael Maldonado de Guevara Delgado
maldocanaz@gmail.com
Recordamos que los artículos son de libre uso por terceros, pero tanto el autor como el blog deberán ser citados en aplicación de la normativa vigente.
Nos ponemos a disposición del lector interesado en esta temática para ampliarle información, así como agradecemos a los lectores que compartan con nosotros sus conocimientos.




[1] Los cuarteles completos de Guevara incluyen en el primero y cuarto cuarteles, en campo de oro, tres bandas de gules cargadas con armiños de sable; mientras que en Portillo aparecen dos bandas y sin los armiños. En Íscar (Valladolid) aún se conserva un escudo de los Maldonado de Guevara, que sí incluye las armas completas de Guevara, y difiere con el portillano en que está terciado en palo y no dividido a dos mitades. Para la descripción del escudo de Portillo, nos hemos valido de la descripción que del iscariense hace el historiador local, nuestro amigo Carlos Arranz Santos en Villa y Tierra de Íscar, Valladolid, 1996. Pág. 518.
Fotografía de Carlos Arranz Santos

[2] Los datos genealógicos que expondremos beben de numerosas fuentes. Sirve como columna vertebral la genealogía de los Maldonado de Guevara realizada por Mario Maldonado de Guevara y Macanaz, mi tatarabuelo, alcalde Salamanca y agraciado con la Encomienda de la Orden de Isabel la Católica mediante Real Decreto de 23 de enero 1876; árbol custodiado y transmitido por mis tías terceras Mercedes y Carmen Maldonado de Guevara Toledano. Los datos allí contenidos han sido completados con numerosa documentación, especialmente del Archivo de la Real Chancillería de Valladolid (en adelante, ARChV) y del Archivo Diocesano de Valladolid.
[3] En correspondencia mantenida con el autor del presente estudio, diciembre de 2016.
[4] Aparece la vecindad en Coca, o alternativa entre Portillo y coca en los siguientes expedientes del ARChV: REGISTRO DE EJECUTORIAS,CAJA 3037,79, 1687-8-23; REGISTRO DE EJECUTORIAS,CAJA 3033,67, 1686-9; REGISTRO DE EJECUTORIAS,CAJA 2771,58, 1650-7.
También nos ha facilitado referencias de su paso por Coca, el Cronista Oficial nuestro amigo Felipe Rodríguez Martínez.
[5] Actual Peñarrubias del Pirón (Segovia). La descendencia de Fernando mantendría el Señorío hasta principios del s. XIX; fue el último Señor Joaquín Zeferino Maldonado de Guevara y Gimeno-Bayón, natural de Rueda, con casas principales en Íscar –ambas localidades vallisoletanas-.
[6] Contenidas en RAFAEL FLORANES. Apuntes para la Historia de Valladolid, Tomo III. Pp. 322-332. 
[7] ATHA-DAH-FVAR-021-009-03
[8] Carlos Arranz Santos. Villa y Tierra de Íscar. Valladolid, 1995. Pp. 178-179, quien refiere al pedimento de los herederos de Pedro y Hernán Velázquez de Obregón. AHPV: pt. 10384, año 1597.
[9] En una visita que varios familiares realizamos a Portillo hace unos meses, el hijo de la actual propietaria de calle Colegio nº 5, me comentó que el inmueble era conocido popularmente como la Casa de los Condes de Benavente.
[10] AHPV: pt. 10504, fº 69, 23-V-1730. Referido en Carlos Arranz Santos. Villa y Tierra de Íscar. Valladolid, 1995. Pp. 182.
[11] Buena parte de la información sobre el mayorazgo extraída de: Carlos Arranz Santos. Villa y Tierra de Íscar. Valladolid, 1995. Pp. 182-183.
[12] Según el historiador Arranz, en Cogeces todavía llaman “laiva” a una ribera del Cega a su paso por el pueblo, lo que parece una deformación de Leiva.
[13] PETER PIERSON. Felipe II de España. México, 1975, pág. 18. Referido en Carlos Arranz Santos. Villa y Tierra de Íscar. Valladolid, 1995. Pp. 182.
[14] Estas generaciones las encontramos en el blog especializado en heráldica Nuestros Escudos: https://pantxike.wordpress.com/2016/05/21/cogeces-de-iscar/
[15] Recuérdese el segundo matrimonio que Juan el segundo Maldonado de Guevara, bisabuelo de Fernando, parece tuvo con una señora homónima en la vecina Mayorga por los mismos años.
[16] Obsérvese que los Obregón se emparentaron posteriormente con los Maldonado de Guevara a través de Isabel de Leyba y Obregón, madre de Fernando Maldonado; y parece estaban vinculados también con su abuela paterna Antonia Velázquez de Adas.
[17] Disponemos de una fotografía de su acta de bautismo gracias a Gregorio Puertas Méndez, investigador de La Seca (Valladolid).
[18] Señorío salmantino que creemos provenía de los Maldonado.
[19] Cándido María Ajo González de Rapariegos y Saínz de Zúñiga. Historia de Ávila y de su tierra toda. Pp. 315 y 912.
[20] Conocemos la genealogía e historia de esta interesante familia gracias al Cronista Oficial de Madrigal, Ángel Luis Portillo Zaballos, quien tuvo la amabilidad de enviarme numerosa documentación a fecha 5 de julio de 2016, así como enseñarme posteriormente el municipio.
[21] Francisco Suárez de Ribera. La más antigua medicina universal, conservativa y restaurativa de la salud humana. Imprenta de Manuel de Moya, Madrid, 1748. Pp. 109-118.
[22] AHPV, Sección de Protocolos notariales. Legajo 11615, folios 54-57.
[23] Aún hoy reside allí un descendiente de los Maldonado, mi tío tercero Bernardino Velasco Cabrero, de avanzada edad pero animoso carácter.
[24] Carlos Arranz Santos. Villa y Tierra de Íscar. Valladolid, 1995. P. 175
[25] Carlos Arranz Santos. Villa y Tierra de Íscar. Valladolid, 1995. P. 518, quien refiere a AHPV: pt. 10511, fº 5, 14-I-1726.

No hay comentarios:

Publicar un comentario